Me pican para escribir & Instantes

Ayer me picaron para escribir, me dijeron que debia sentarme y escribir en serio, no limitarme a una línea, ni a un chascarrillo tópico y típico, que tenía que hacerlo de verdad, que podía probar con un relato corto, con un cuento, que lo de lanzarme a la novela igual era precipitado.

Y yo que soy super maja, y super bien mandada jejeje estuve reflexionando sobre ello, mi primer argumento fue que uno escribe mejor cuando esta triste, sacamos lo mejor de lo peor que llevamos dentro. Repasamos cada tramo interno y sacamos a relucir todos los deseos, las penas, los desengaños, pero en este momento una servidora no está triste, ni jodida, y despotricar de forma efímera rellena líneas pero no las colma.

Es un momento distinto, es momento de transición, balance de año, curiosidad por probar nuevo año, y vivirlo, y sentirlo, por rozar con los dedos los nuevos sueños, y tener ilusiones nuevas y seguir luchando por las del año que estamos acabando de clausurar.

Creo que para sentarme y escribir debo estar organizada, centrada y seria, algo más de lo que lo estoy estos días, que tengo la cabeza de chorlito con todos los pájaros sobre volando sobre mi cabellera.

Quiero hacerlo, quiero plasmar lo que me rodea, un texto de alcance, no hace falta que sea grande, con que llegue a unos cuantos me daré por satisfecha. Siempre he estado a favor de escribir, es terapeútico y es una necesidad. Una forma de aclararme o desaclararme, de soltar todo lo de dentro de la única forma que me sale sin pensar.

Y señores, no nos olvidemos que en ese “sin pensar” está la clave, cuando dejamos de analizarlo todo, de tener en cuenta el qué dirán, y las miradas ajenas, somos nosotros mismos, sólo en ese instante, donde cuentas tu y cuento yo, locutor e interlocutor. Es el instante con el que me quedo.

Este año ha habido instantes incontables, que no son momentos, instantes de complicidad, de saber que con una mirada bastaba, que con la palabra primera acertaba y que no hacia falta darle vueltas, estábamos tu y yo.

He recopilado varios :
La conversación con Babu al lado de mi casa a su vuelta de Bergen y nuestras interminables llamadas telefónicas para saber si hemos hecho lo correcto, aún sabiendo que no.
Medioyos por teléfono dándose ultimatum, mañana de presentar TFC y tajada de después
Con Sara firmando un pacto con un señor de fondo que nos vigilaba o en el rio, sentadas en la arena pintando chorradas, o mintiéndole a la policia en su salón
Las conversaciones con Bárbara, Marina y Mamiko los días de diario hasta las mil, y sus pequeñas riñas a la oveja descarriada
Charlas con Lon Mc en Los Molinos y nuestras idas y venidas al curro, las ensaladas que atrapan
Días de Magia con Laura en el mundo 2.0
Desayunos y trayectos en metro ligero con Jessi y Belén
Miradas de buenos días y días de perros en el curro
Aeropuertos al otro lado del mundo con Ken y Pon guiando nuestro camino
Hacer las paces con Fito y saber que nada ha cambiado
Belén y miles de miradas de tu y yo lo sabemos, momentos manta, y llantos sobre su hombro
Escapadas con Dgr a las tantas en taxi de la mano a lugares innombrables
Vero y las risas, y los interminables mails
Jorge y sus riñas constructivas
Lau y nuestros viajes a su ciudad, y las conversaciones en el coche, y los miles de te quieros y guapas, y su apoyo puente aereo.
Carmen, y nuestros reencuentros en cualquier lugar recóndito, los apoyos, los lios, las compras.

Sé que me dejo gente por el camino, pero ésta es sin dudas, mi selección!

Anuncios

5 Replies to “Me pican para escribir & Instantes”

  1. No me resisto a escribir pese a que no dejo de pensar que no tengo tiempo para nada pero este post lo merece. GRACIAS por incluirme en tu selección, parece que no pero sigo a tu lado aunque no sea físicamente, you know?

    Un besoooooooooooooo

  2. jajaja, no sabía que te gustaba que te echara la bronca!
    :D, a partir de ahora te voy a regañar más, pero siempre constructivamente. Por ejemplo, empezamos con una crítica relacionada con el inicio de este post.
    Antes del día 26, TIENES que escribir un cuento, de lo que sea, de la extensión que sea, y le echo un ojo y te digo. ¿Qué te parece?Para que veas que me preocupo y te animo de verdad, te propongo una frase que quizá te inspire para empezar:
    “La ventana estaba abierta y no encontraba a Manuel por ningún lado…”. Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s