Algo falla

Abro un ojo con la luz de la lampara en la cabeza, luz tímida aunque incómoda mientras me desperezo más dentro del edredón que fuera. Saco los pies de la cama y directa a la ducha, con cara de pocos amigos y de un día más al tajo.

Salgo de casa con dirección marcada, directa, con el viento soplando entre los dos gigantes, con el flequillo despeinado que suena a letra de Marea, y me meto en el bus.

Trayecto corto, lo suficiente para volver a cerrar los ojos y adormecerme con cualquier letra que susurre el ipod, no son horas para pensar, sólo para dejarte llevar y seguir soñando.

Bajo del bus, y entro en nuestro mundo particular, las mismas caras, las mismas horas, las mismas chorradas. Con adornos que atenuan el día, que mejoran, que nos sacan sonrisas, con sus quince minutos más o sus quince de menos.

Sus microondas que nos recalientan el cerebro y que no transmiten apenas calor a nuestros tupper de imitación, volvemos al ordenador, a una pantalla que nos separa entre nosotros, que nos cubre la cara, tanto cuando ocultamos una conversación entre líneas, o un cabreo via email, y salimos de aquí, con más ojeras que otra cosa y las ganas puestas en llegar pronto a casa.

Y entonces sólo desde cualquier bar en el que filosofar, o bien encima de un sofa con los pies descalzos ves las cosas desde lejos y decides que algo falla en lo que estás haciendo, algo falla cuando no consigue dejarte la sonrisa puesta más de un par de veces al día. Algo falla cuando tus ganas se escurren hasta los tobillos y acaban en el cubo de la ropa por lavar. Algo falla cuando llevas miles de horas dentro y la gran mayoría no han sido empleadas en algo productivo. Algo falla cuando nada se mueve, ni el tiempo invertido en que algo cambie.

Algo falla.

Tomando un respiro y sonando…

5 pensamientos en “Algo falla

  1. Babu dice:

    Me encanta este texto, dramático, pero increible.

  2. anangeliam dice:

    es un texto real, un poco amargo, pero real, grazie neni!

  3. Un señor dice:

    Hay días así. El problema es si son más éstos que aquellos en los que la sonrisa ocupa la mayor parte del día. Lo bueno que tienen uestras vidas es que somos nosotros quienes podemos cambiarlas para ser felices. Esa es la buena noticia de todos los días. Al trabajo que le den por culo, no te agobies por un sitio donde sabes que no estarás mucho tiempo.

  4. zxy dice:

    Vive situaciones y cuentalas, se te da bien.

  5. Marga dice:

    Pues si algo falla a ponerle remedio! Respira. Busca. Ponle a la vida lo que le falta🙂
    Un besicooo!!
    🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: