Largo recorrido

Mañana sale el tren, el tren que me lleve fuera de aquí durante unos días. Quiero un vagón en el que vuelva a ser yo misma tras dos semanas de idas y venidas. Donde respire confianza y me aleje de las casas que se derrumban, y  del castillo de naipes que se desmonta con un soplido. No quiero más cuentos, sólo un buen libro y el ipod que susurre.

Lo voy a coger tranquila, como los estudiantes que en junio aprueban sus exámenes y salen corriendo a meter los pies en remojo. Con la serenidad de haber actuado consecuentemente aunque no esté de acuerdo con el veredicto.

Llevo la maleta de los buenos propósitos, en la que llevo los jerseys que huelen a risa y las botas que pisan fuerte. En Madrid dejo tus dudas, y los miedos que han sobrevolado las últimas noches. Me olvido de las llamadas con silencios que suenan huecos y los mensajes con risas de lata. Dejo en Madrid las fuerzas y las energias perdidas. No quiero sobrepeso de ilusiones.

El iphone lo dejare en silencio, con la pantalla boca abajo. Mejor así, mejor muda, mejor lejos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s