no hay helado en la nevera

Suenan las teclas del piano y veo tus dedos deslizarse entre las blancas y negras. También sigo con la mirada el recorrido de tus ojos chispeantes. Me siento descalza y desabrigada, y sólo repaso qué hicimos, con esa sonrisa que se dibuja en tu rostro cuando sabes que te he descubierto.

Hay mil personas rodeándonos ente farolas, y chicas descalzas y punkys viejunos que se distribuyen entre nosotros. Mis pies cogen impulso y mi cuerpo les sigue, hasta que te siento más cerca.

Abres los ojos y ahí estoy despeinada, y sonriente, esperando a que me despiertes. Tenemos mirones en la ventana, son las señoras que te saludan a diario, y los pájaros que escuchas cada mañana y se posan debajo de tu ventana, entre tu almohada y los sueños.

Tengo frío y me miras incrédulo, llevo casco con antenas y poca ropa. Tu desabrigado respiras tranquilo y te quedas dormido. Con la calma de los pequeños cuando los monstruos se han ido y se abrazan a su mejor peluche.

Los amigos y conocidos que nos cruzamos nos devuelven la sonrisa, tu caminas desnudo, vestido con tu mejor traje, y yo me deslizo sobre volando la acera rugosa.

Y poco a poco entorno la mirada, y me descubro entre las sabanas. Y no, no hay helado en la nevera…

Un pensamiento en “no hay helado en la nevera

  1. Pues tendremos que ir a por más que con el calor no podemos permitirnos el lujo de arder por dentro.

    Abrazos.

    Oski

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: