no comments

No hay más que decir. Cuando uno se aburre habla o inventa. Los primeros comentan, cuchichean, pero sobre todo opinan. Los segundos, muchas veces derivados de los primeros, simplemente agrandan las historias o las magnifican. Si la libertad de expresión y de actuación primara sobre las cabezas mal pensantes que deciden dejar de dedicarse a sus vidas para meterse en las del resto, nos iría mejor a todos.

feliz tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: