¿Causalidad o casualidad?

Sentada, rodeada de personas que no conozco, desarrollando mi mundo interior al máximo. Pensando en ¿qué hago yo aquí? ¿quienes son éstas personas? Dando vueltas a ¿qué quiero hacer? y lo más importante ¿cómo lo hago? Un devenir de ideas flotando por la mente depositadas en un único objetivo: sonreír.

Caminando calle abajo riéndome sola de la situación, de mi nueva “profesión” y las ganas que tengo de poder salir de aquí varios días sin preocuparme por nada. Dicen que cuando las puertas se cierran una ventana se abre en otro lugar, que las cosas pasan por algo. Alguien ayer me decía que no cree en las casualidades sino en las causalidades.

Cada día estoy más convencida de que las cosas suceden por alguna razón, que en un primer momento nos devanamos los sesos por entenderlas, y al final nos damos cuenta de que por mucho que queramos controlarlas todo se vuelve patas arriba.

Me quedo con una máxima:

d5dfd28d1907da74e23a66a67530d22c

Etiquetado ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: