Dramatismo exacerbado y cortes de pelo

Hartita de dramatismos, la verdad es que menudo año. Si lo tengo que calificar de algo diría que entretenido y variopinto.  Entre mis mejores recuerdos del año, y digo mejores irónicamente puedo recalcar varios momentos que ahora lo pienso y me río.

Este es uno de esos momentos en los que coges un taburete y de repente un foco ilumina toda tu carita y alrededor se van sentado espectadores. Pues bien, ahí va una de las noches. Nos ponemos en situación, cambio radical de vida y de economía, si así como lo oyen tu best friend de tus amores te deja tiradísima por “causa mayor” con vuestro piso. Y ahí, con ese gran peso/losa en la espalda de ¿qué coño hago yo ahora con mi vida?  decides irte de margaritas con una de tus mejores amigas y compañera de fatigas. Acto seguido acabas viendo a un cantautor brasileño y la miras como diciendo, o me sacas de aquí o salgo yo a cantar mis penas. Y entonces acabas la noche en la We rock con una pareja de rockeros solitarios y tu best friend de verdad soltando gorgoritos en el fondo de la sala.

Segunda noche por excelencia, esa en la que te quedas sin muebles en casa, daños colaterales derivados del drama anterior, y acabas con tu chico y su mejor amigo tirados en el suelo dándonos a la crema de orujo como si no hubiera un mañana. Con una maravillosa manta de patchwork en el suelo y planeando la mejor fiesta ever para que todos los invitados paguen la entrada y te ayuden a costear tu alquiler de los próximos meses.

En mi top three tenemos como noche surreal aquella en la que le dices a una linda “oveja negra” que es un puto mal queda y acabas en el tejado de tu casa tomando copas con mucho cuidadito de no precipitarte al vacío, eso sí  con traje de noche y nike de correr. El glamour ya sabéis que es lo último que se pierde*.

Estos días, tras el puente, en el que en un viaje familiar de varias horas en coche te das cuenta de que tu vida pese a todos los despropósitos anuales mola. Que has conocido a gente variopinta y has dejado a otros por el camino que molaban menos. Y si alguien pregunta que porqué me he cortado el pelo, pues en primera instancia me apetecía y en segunda os dejo el mejor ranking encontrado al respecto en La revista Glamour  (http://www.glamour.es/belleza/cabello/articulos/que-motivos-nos-llevan-a-cambiar-de-peinado/19016) para que valoréis otras razones.
11227278-gran-conjunto-de-cortes-de-cabello-negro-para-la-mujer-de-mi-gran

*En mi posdata particular evitare relatar la noche Jäger, por aquello de mantener mi reputación😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: