Dormir es de débiles

De pronto el sol ilumina toda la habitación, se cuela por el ventanuco del techo, entre tabla y tabla. Abres un ojo y descubres que toda la mesa está llena de paquetes, de envoltorio arrugado y de lazos deshechos. La ropa está tirada, repartida por el salón y a los pies de la cama charla con los cojines que han decidido huir al suelo.

De pronto ves como ese cierto caos se va apoderando de tu día a día y te gusta. Como llevas semanas sin limpiar lo que deberías y sin retomar tus rutinas deportivas porque no te aportan tanto como antes. El sueño se acumula en un tarro en la nevera, junto a las baldas vacías que llevan semanas haciendo eco. Las canciones resuenan es spotify y te lo cantas todo dentro y fuera de la ducha.

Haces equilibrios encima de un taburete con cuidadito de no caerte. Abres regalos, cierras capítulos. Te cuelas en ascensores que te hablan.  Pero con una máxima muy muy clara: dormir es de débiles.

1211428821_f

 

Etiquetado , , ,

2 pensamientos en “Dormir es de débiles

  1. Babu dice:

    Dormir es para los soñadores, y yo prefiero ser vividora!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: