Asante Sana

Alguien me dijo que era buena idea publicar mi último post de soltera, pero entre maletas y preparativos no tuvo lugar. Hoy casi dos semanas después de mi boda (así con todas las letras) escribo recostada en una butaca en Zanzíbar a punto de partir de vuelta a casa.

¿Quien me iba a decir en 2001 que volvería a Tanzania a pasar mi luna de miel? Jaja hubiera reído si alguien me lo hubiera adelantado. Pero si, he recorrido este país increíble junto a mí persona favorita del mundo. Hemos madrugado, reído y disfrutado a tope (comienzo por madrugado porque el día que más tarde despertamos fue a las 8:30h) Han sido unos días espectaculares, hemos visto muchísimos animales, increíbles puestas de sol y amaneceres y hemos abierto más los ojos al mundo si cabe.

Pero si hay una frase que resume este viaje es la siguiente: “hemos debido de ser muy buenos para estar aquí juntos”.

Y ahora, a tres horas de coger nuestro primer vuelo de tres para volver a casa, sigo dando gracias de tener tanta suerte. Asante Sana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s